Manuel de Falla. Atlántida. Foto del compositor

90 años de la expedición de Manuel de Falla a la Atlántida

El día 23 de noviembre se cumple otro año más del nacimiento de Manuel de Falla, el inmortal compositor gaditano, y es cuando nos llega a la mente su incursión al islote de Sancti Petri en diciembre de 1930, en donde intentó buscar la Atlántida para crear su propia Atlántida.

Desde que don Manuel vivía en Granada contaba con la idea fija del poema de Mosen Jacinto Verdaguer, transformándose en una pieza original que nunca sería concluida, por lo que en ese momento efectuó un viaje a su Cádiz para realizar un concierto benéfico.

Fue el día 5 de diciembre cuando en el Teatro Falla convenció a varios amigos para que fueran juntos al islote de Sancti Petri, buscando viajar a través del tiempo a la fabulosa Tartessos que ya se igualaba con la Atlántida.

Fue precisamente en este viaje cuando uno de los marineros, que también tenía conocimiento en arqueología gaditana le indicará que el arqueólogo alemán Shülten falló en la comprobación de manera científica en la relación entre Tartessos y la Atlántida.

Noticia que resultó lamentable para Falla, pero que lo llevó a apreciar numerosos y hermosos momentos que sucedieron a lo largo del viaje, entre los que se pueden nombrar aquel donde el autor de El amor brujo dudaba acerca de la capacidad del botero para ayudarlo a desembarcar.

Este fue el inicio de un instante arcaico y legendario, el cual comenzó cuando cada uno de los viajeros tocó tierra, dando paso a gran cantidad de hechos que marcaron positivamente a cada uno de una manera distinta.

Lograron visitar el antiguo fuerte de Sancti Petri y al islote en donde se encuentra, los cuales están medio destruidos como resultado de las arremetidas y dentelladas realizadas por el mar, a la vez que encontraron un trozo de cerámica luego de buscar en la tierra negra y que el arqueólogo les comentó que podría ser un pedazo de una urna cineraria del templo de Hércules.

Originando como resultado que la imaginación de Falla se activara de forma inmediata, ya que se consideraba que el templo se encontraba en Tartessos y esta fue el inicio mitológico de la Atlántida, causando la aparición de ilustres y llamativos sueños. Muchas década después las evidencias de la posible ubicación de la Atlántida en las costas de Andalucía dan la razón a la intuición del genial compositor.

Este misterioso fragmento antiguo hace más sencilla la aparición de numerosas ideas, dando pie a la aparición de su obra futura como sería la entrada de Hércules, la quema de los Pirineos, la balada a Barcelona, la tonadilla de las siete pléyades; Hércules, después de ganar se moviliza hacia España con la rama cimera del naranjo de oro; la ruptura del Estrecho de Gibraltar.

Es en este momento que Falla oye el sonido del mar emitiendo hermosas oraciones que relata con una simplicidad conmovedora, este hecho lo inmortalizaría Pemán quien estuvo allí acompañándolo en el viaje.

Este compositor gaditano se dejó llevar por el hermoso sonido del mar, el que llega como resultado de las olas mansas de la playa de Sancti Petri, así como en su Cádiz natal, donde se conservaba sin moverse y con los ojos fijos.

Archivo Manuel de Falla, Public domain, via Wikimedia Commons.


Autor: Alfonso Gallardo | Artículos

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies